El día 22 de Marzo se celebra el día internacional del Podenco pero ¿por qué esta raza tiene su día? ¿Conoces la raza? Como ocurre con los Galgos, el Podenco ha sido siempre una raza usada para cazar y es que, en el mundo del perro, parece que siempre hay perros de primera y de segunda y estos últimos parece que no cumplen los requisitos para estar en un hogar… nada más lejos de la realidad.

Una de las razas más maltratadas

El Podenco es sin duda la raza más maltratada en España, al no ser tan conocido como los Galgos también cuentan con menos protectoras específicas para ellos, sin embargo es mucho más utilizado para la caza en el sur, no solo de conejo, si no también de piezas más grandes, ya que hay muchas variedades y tamaños de Podencos, cada una creada para un tipo de caza.

Tras la temporada de caza muchos son abandonados o, aún peor, asesinados sin más, pues es una herramienta que ya no sirve más a su propietario, generalmente, cazador. A este hecho hay que sumarle las camadas indeseadas y cruces que surgen por la no esterilización.

Aunque es una raza española, muchas personas no están habituadas a verla por la ciudad, mucha gente la confunde con los galgos por su figura estilizada.

Cualidades de los Podencos

Obviamente es un perro creado para la caza, su habilidad para rastrear y el instinto cazador están ahí, sin embargo, se adaptan perfectamente a vivir en un piso, no necesitan una excesiva cantidad de ejercicio, son perros bastante tranquilos y muy sensibles.

Hay que tener en cuenta que el carácter de un Podenco cachorro no va a ser el mismo que el de un adulto que ha vivido lo que es el maltrato, muchos necesitan de paciencia y trabajo para que vuelvan a confiar en las personas, pero ese cariño lo devolverán multiplicado por 1000.

Cariñosos y sensibles, tampoco son un perro pegajoso ni faldero, les gusta su espacio. Bastante glotones pero normalmente mantienen la forma bien. Es una raza que no tiene ninguna enfermedad genética, son muy resistentes y, algunas variedades, como el Podenco Ibicenco, son muy resistentes a enfermedades como la Leishmania, incluso se consideran inmunes.

Los Podencos son 100 razas en una, hay de todos los tamaños, muchas variedades, la mayoría españolas, aunque la única reconocida internacionalmente es el Podenco Ibicenco. Entre las razas de Podenco tenemos:

  • Podenco Andaluz: la más típica, en diferentes tamaños.
  • Podenco Andaluz maneto (paticorto).
  • Podenco Portugués (varios tamaños).
  • Podenco Canario.
  • Podenco Ibicenco (de talla grande).
  • Podenco Valenciano.
  • Cirneco del Etna (Italiano).
  • Perro del Faraón (Malta).

Y muchas más variedades como el Orito, gallego, etc.

 

¿Cómo llegó Isis a mi vida?

Allá por finales del 2018, cuando solo tenía a mi perro Ares, vivíamos en Denia, la gota fría se acercaba y la Protectora de Pego buscaba casas de acogida, nunca habíamos probado esa experiencia, nos pareció el momento de hacerlo, pues la acogida sería temporal hasta que la Protectora estuviera a salvo de las inundaciones.

Allá fuimos con Ares, para que conociera a su compañero temporal, la condición era que fuera sociable y allí estaba Eli, saltando de alegría, tan feliz y tan flaquísima. Nos contaron que hacía unas semanas que la encontraron, vagando por los campos de la zona, una zona frecuentada por cazadores, fácilmente se dejó coger, era una perra muy sociable, sin miedo a las personas por suerte, esto no ocurre siempre.

Ella tenía unos 8-10 meses, se vino sin problema con nosotros, jugó con Ares y, al llegar a nuestra casa simplemente se subió al sofá, como si siempre hubiera estado ahí. Era pura felicidad y nervio, pero a los pocos días empezó con diarrea con sangre, por suerte no fue Parvovirus y pronto se recuperó…pasaron los días, las semanas, se le buscó familia fuera de España, en Inglaterra es una raza muy querida y encontró a su familia…

Con mucha tristeza decidimos que tenía que irse con su nueva familia, quedamos todos con ellos pero el día de antes decidieron adoptar a otro podenco, esa fue la señal, Eli (ya por entonces Isis), se quedaría con nosotros, y así fue.

Ella es una perra muy sociable, sobre todo reconoce a sus congéneres Podencos a distancia y le encanta jugar con ellos. Activa fuera de casa, muy ágil y resistente pero, en casa, solo duerme, come y juega un poco. Pide mimos dos veces al día y poco más, nunca ha tenido un mal gesto, ni un gruñido, se deja acariciar por todas las personas, aunque las personas mayores con bastón le dan miedo ¿quizás el anterior propietario fuera alguien así?

Tiene sus miedos, ella teme a las cosas y ruidos desconocidos, a los movimientos bruscos, pero cada vez menos, la vida que tenía antes, fuera cual fuera, hace mucho que la dejó atrás.

También tiene sus problemas, ningún perro es perfecto, el instinto de caza es grande, a veces ha cazado algo (bichos, ratones…), debemos tener precaución al soltarla en el campo y hay que trabajar mucho la llamada.

¿Volvería a adoptar a otro Podenco? Aunque la entrada de Isis a nuestra vida no fue algo buscado, sin duda volvería a adoptar un Podenco o un mix de Podenco, su carácter es especial, es mágico.

Irene Martínez
@elisis_lapodenca en Instagram