La Dieta BARF, cuyo nombre tiene origen en B.A.R.F. (un acrónico de Biologically Appropriate Raw Food) consiste en alimentar a los perros, gatos u otros animales domésticos a base de una dieta que se componga de alimentos crudos y biológicamente adecuados en función de la especie.

¿Qué es la Dieta BARF?

Con la finalidad de maximizar la salud y longevidad de los perros y gatos, la dieta BARF fue desarrollada por el veterinario Ian Billinghurst. Orginalmente, este veterinario relacionaba los problemas de salud de muchos animales domésticos con la dieta artificial que éstos consumían. Así diseñó una dieta apropiada biológicamente para perro y gato, basándose en alimentos que sus “antepasados salvajes” consumieron y que incluye músculos de res con más del 50% de carne, huesos, grasa, vísceras y entre un 20-40% de vegetales y fruta crudos.

La dieta BARF también es denominada dieta RAW (cruda).

En la actualidad existen muchas marcas que comercializan la dieta BARF y, evidentemente, ésta variará en su composición.

¿Qué beneficios aporta la dieta BARF a nuestro perro o gato?

Por parte de los defensores de la dieta BARF, existen muchos argumentos para vincular, como hizo Ian Billinghurst, los problemas de salud de muchos perros y gatos con la dieta “comercial” que consumen (basada en pienso de producción industrial). Aquí van algunos de estos argumentos:

  • La alimentación seca contiene una parte de cereales que, según los defensores de la BARF, son inapropiados para perros y gatos. El sistema digestivo de los gatos (que son básicamente carnívoros) no tiene capacidad para digerir estos cereales. En su caso, una dieta basada en alimentación cruda es especialmente beneficiosa.
  • Durante la fabricación de los piensos industriales se utiliza el calor como método para el proceso de los ingredientes. Y este calor reduce (incluso destruye) vitaminas, enzimas y minerales, de forma que los fabricantes suplementan la alimentación seca con nutrientes para reemplazar los que se han perdido durante la fabricación. Quienes promulgan los beneficios de la dieta BARF reducen el valor de los nutrientes suplementados por los fabricantes y abogan por los beneficios de esos mismos nutrientes ya presentes de por sí en la dieta cruda.
  • En la dieta BARF no existe suplementación química y, en ella, no se hace uso de conservantes. Eso sí, es importante tratar y almacenar esta alimentación cruda correctamente, conservar la comida congelada y proteger la cadena de frío y seguir las instrucciones y cantidades pautadas por el fabricante, así como realizar una adecuada y progresiva transición de la alimentación seca a la húmeda. Dicha adaptación puede durar entre 4 y 6 semanas.

 

Una Dieta BARF de calidad aportará a nuestro perro o gato:

  • Una mejora en su salud y bienestar. Aumentará su nivel de energía y apreciaremos más vitalidad.
  • Mejorará su nivel de hidratación, podremos apreciar su pelo más sano y brillante.
  • Contribuirá a que mantenga un peso ideal, le ayudará al mantenimiento de su musculatura y combatiremos la propensión a la obesidad.
  • La Dieta BARF contribuirá a reducir el olor corporal, de las heces y la acumulación de sarro y bacterias en la boca.

Si estáis pensando en iniciar a vuestro perro o gato en la Dieta BARF, en Barkcelona os asesoraremos y resolveremos vuestras dudas. Contamos en nuestra tienda, desde ya, de la dieta Barf de Wild Balance, una dieta 100% natural, elaborada con ingredientes de granjas locales (se produce en Valencia) y con un formato super atractivo para la dosificación a vuestros perros: las mini burguers.

En Barcelona capital, entregamos la Dieta BARF en menos de 2 horas. ¡Envíanos un correo electrónico, llámanos al 933 88 63 96 o visítanos directamente en Rec, 22 y te informaremos!